domingo, 22 de enero de 2017

CHORLITEJO CARAMBOLO o QUE BUENOS MOMENTOS DA LA FOTOGRAFÍA

 Del verano de 2016.
Fueron ráfagas de alegría que refrescaban los duros momentos del año pasado: fotografía y amistad.
Aquí con un carambolo, en compañía de Mario y Julio; llovía y como muchas otras veces ahí estaba Mario para ayudarme (esta vez fue simplemente su chubasquero; fue para mí, sin olvidar que Julio amablemente prefirió que me lo pusiera yo)
Qué tiene Asturias que su fauna se muestra tan confiada. Esta especie nos permitió hacerle todas las fotografías que quisimos, ahí estaba la pericia del fotógrafo (algunos se escriben con MAYÚSCULAS en los concursos internacionales) para buscar el mejor resultado. Os muestro una parte de aquel día.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada