miércoles, 12 de noviembre de 2014

PASSERIFORMES: canto y color.



Los paseriformes son un gran orden que abarca a más de la mitad de las especies de aves de nuestro municipio. Se conocen comúnmente como pájaros. Se convierten en el grupo de vertebrados terrestres más variado, algo más de 80 especies identificadas en nuestras múltiples salidas.
Presentan una característica en su disposición dactilar, teniendo cuatro dedos, tres dirigidos hacia adelante, y otro hacia atrás (pulgar) No tienen membranas interdigitales ya que no están morfológicamente adaptadas a nadar. Esta disposición dactilar les permite agarrarse a las ramas de los árboles y a superficies verticales. Tienen un tendón en la parte trasera de la pata, que se estira y tensa automáticamente cuando se dobla la pata. Esto permite a estos alados dormir agarrados a una rama sin caerse. 

Mirlo dándose su baño matinal.
La mayoría de los paseriformes tienen 12 plumas en la cola y 9 o 10 plumas primarias en las alas. 
La mayoría de ellas son de pequeño tamaño, a pesar de lo cual algunas especies pueden alcanzar portes considerables. Los paseriformes de mayores tamaños y más pesados son el cuervo que pueden superar los 1,4 kg de peso y los 65 cm de longitud. Por otro lado los pájaros más pequeños en nuestro entorno son el buitrón y el reyezuelo.
Muchos son grandes cantores, endulzando el aire que corre entre los árboles y arbustos de nuestros ecosistemas.

El pequeño cachapín refrescándose.
Todos los paseriformes tienen polluelos que nacen ciegos, desnudos o casi desnudos y que son incapaces de proveerse de alimento y necesitan del cuidado de sus progenitores. La mayoría ponen huevos coloreados; con tonos verdosos, como el cartacho o el mirlo común, (que como dicen nuestros mayores son las primeras aves que hacen sus nidadas); grisáceos, como el cachapín; azules, como el acentor común, ave invernante en nuestro municipio; color tierra, como la alondra; como se puede leer están en contraste con el resto de aves que en su mayoría ponen huevos blancos, con la excepción de algunos grupos que anidan en el suelo que necesitan camuflarlos y de los cucos que practican el parasitismo de puesta, precisamente en los nidos de los paseriformes.
El tamaño de la puesta varía, está entre dos y cinco huevos. 

Carraca custodiando su posadero habitual.
Suelen construir nidos elaborados que sitúan en lugares poco accesibles y protegidos, como los árboles o las grietas de los riscos. Las distintas especies utilizan una gran variedad de materiales de construcción, como hierbas, palitos, hojas, musgo, pelos de mamífero, plumas o barro.
Enumeramos alguna de las zonas donde se puede disfrutar viendo paseriformes:
·         Zonas altas y fuentes de la Sierra de Alor.
·         La torre del homenaje del castillo de Olivenza, que con sus 40 metros de altura nos permite avistar todas las avecillas que pululan por la zona.
·         Rivera de Táliga, en su tramo correspondiente a San Benito de la Contienda.
·         En  Puente Ayuda.
·         Tramo de la rivera de Olivenza comprendido entre San Rafael y San Francisco.

Despegue tras el baño.
Pasamos ahora a enumerar las especies, de este orden, que hemos conseguido catalogar en estudios de varios años:

Acrocephalus arundinaceus
Carricero Tordal
Acrocephalus scirpaceus
Carricero Común
Aegithalos caudatus
Mito
Alauda arvensis
Alondra Común
Anthus campestris
Bisbita Campestre
Anthus protensis
Bisbita común
Carduelis cannabina
Pardillo Común
Carduelis carduelis
Jilguero
Carduelis chloris
Verderón Común
Certhia brachydactyla
Agateador Común
Cettia cetti
Ruiseñor Bastardo
Carduelis spinus
Lugano
Cisticola juncidis
Buitrón
Coccothraustes coccothraustes
Picogordo
Corvus corax
Cuervo
Corvus monedula
Grajilla
Cyanopica cyanus
Rabilargo
Delichon urbica
Avión Común
Emberiza cia
Escribano Montesino
Emberiza cirlus
Escribano Soteño
Emberiza hortulana
Escribano Hortelano
Erithacus rubecula
Petirrojo
Ficedula hypoleuca
Papamoscas Cerrojillo
Fringilla coelebs
Pinzón Vulgar
Galerida cristata
Cogujada Común
Galerida theklae
Cogujada Montesina
Garrulus glandarius
Arrendajo
Hippolais polyglota
Zarcero Común
Hirundo daurica
Golondrina Daurica
Hirundo rupestris
Avión Roquero
Hirundo rustica
Golondrina Común
Lanius excubitor
Alcaudón Real
Lanius senator
Alcaudón Común
Lullula arborea
Totovía
Luscinia megarhynchos
Ruiseñor Común
Miliaria calandra
Triguero
Motacilla alba
Lavandera Blanca
Motacilla cinerea
Lavandera Cascadeña
Motacilla flava
Lavandera Boyera
Muscicapa striata
Papamoscas Gris
Oenanthe hispanica
Collalba Rubia
Oriolus oriolus
Oropéndola
Parus ater
Carbonero garrapino
Parus caeruleus
Herrerillo Común
Parus cristatus
Herrerillo Capuchino
Parus major
Carbonero Común
Passer domesticus
Gorrión Común
Passer hispaniolensis
Gorrión Moruno
Passer montanus
Gorrión Molinero
Petronia petronia
Gorrión Chillón
Phoenicurus ochruros
Colirrojo Tizón
Phoenicurus phoenicurus
Colirrojo Real
Phylloscopus bonelli
Mosquitero Papialbo
Phylloscopus collybita
Mosquitero Común
Pica pica
Urraca
Prunella modularis
Acentor Común
Regulus ignicapillus
Reyezuelo Listado
Regulus regulus
Reyezuelo Sencillo
Hippolais polyglotta
Zarcero Común
Hippolais pallida
Zarcero Pálido
Saxicola torquata
Tarabilla Común
Sturnus vulgaris
Estornino Pinto
Serinus serinus
Verdecillo
Sitta europaea
Trepador Azul
Sturnus unicolor
Estornino Negro
Sylvia atricaprilla
Curruca Capirotada
Sylvia borin
Curruca Mosquitera
Sylvia cantillans
Curruca Carrasqueña
Sylvia communis
Curruca Zarcera
Sylvia conspicillata
Curruca Tomillera
Sylvia hortensis
Curruca Mirlona
Sylvia melanocephala
Curruca Cabecinegra
Sylvia undata
Curruca Rabilarga
Troglodytes troglodytes
Chochín
Turdus merula
Mirlo Común
Turdus iliacus
Zorzal Alirrojo
Turdus pilaris
Zorzal Real
Turdus philomelos
Zorzal Común
Turdus viscivorus
Zorzal Charlo
Hirundu rustica
Golondrina Común
Hirundu daurica
Golondrina Dáurica
Delichon urbica
Avión Común
Apus apus
Vencejo Común
Riparia riparia
Avión Zapador

1 comentario: